Saltar al contenido

Jiu Jitsu

Japón es el epicentro mundial de las artes marciales. La mayoría de las que se practican en la actualidad bien proceden directamente de este país, o bien son estilos modificados que se han hecho de las mismas. El jiu jitsu, en este sentido, es uno de los artes más antiguos que se tienen registro y su popularidad ha alcanzado tal que su variante, el jiu jitsu brasileño, también ha sido aceptada por millones de discípulos en todo el mundo. Para todo aquel que desea aprenden más de la historia, cultura y tradición de esta disciplina, en los siguientes apartados se reseñará información de interés.

¿Qué es el jiu-jitsu?

El jiu jitsu es un arte marcial de Japón que pertenece a un grupo mayor de disciplinas denominadas koryÅ« budō (aquellas consideradas clásicas por su antigüedad). La traducción literal del kanji al español es â€œEl arte suave” y se caracteriza por usar en el combate la fuerza y habilidad corporal para vencer al enemigo (relegando a un segundo plano el uso de armas). Puntualmente, las técnicas clásicas que se suelen aprender son aquellas que giran en torno a luxaciones (en especial de zonas articulares), estrangulamientos, patadas, rodillazos y distintas formas de derribar. Las características del jiu jitsu más importantes son las siguientes:

  • Inclinación por ejecutar técnicas y movimientos que buscan luxar una articulación del enemigo, inmovilizarlo, estrangularlo o derribarlo. Los golpes que se hacen con las patadas y los brazos son solo un mecanismo para lograr lo anterior.
  • A pesar de que no es tan marcado como en otras disciplinas de su tipo, sí incluye un código filosófico y conductual que busca crear disciplina en sus practicantes. Estos derivan, principalmente, del estilo de vida de los samuráis.
  • La forma más común en la que suele enseñarse es a través de la técnica de la observación y posterior ejecución.
  • Aunque se incluye poco en eventos deportivos internacionales, es común que se realicen torneos nacionales con la participación de academias o dojos.
  • Se suele practicar como método de defensa personal.

Modalidades del jiu-jitsu

Existen muchas modalidades del jiu jitsu. Generalmente se suelen dividir en dos: la tradicional o clásica y las surgidas a mediados del siglo pasado (entre las cuales destaca el jiu jitsu brasileño). En cuanto a la modalidad tradicional está regulada por Federación Internacional de Jiu-jitsu, órgano creado en 1998 y que distingue tres estilos principales de este arte marcial (usados en eventos deportivos):

  • Dúo clásico: en el cual se enfrentan dos contrincantes del mismo equipo con la finalidad de mostrar su habilidad en contrarrestar un estimado de 12 golpes de 20 que ha establecido el árbitro con anterioridad. Factores como la velocidad, el dinamismo, la creatividad, la efectividad, el control y la fuerza son claves para impresionar a los jueces. De todas las modalidades es la requiere mayor técnica para hacerse con el triunfo.
  • Dúo Show: en esta oportunidad las parejas del equipo se enfrentan con el objetivo tanto de neutralizar los ataques (en este caso un mínimo de 10), como de presentar movimientos y técnicas con una predilección estilística superior. Es decir, los jueces, aparte de considerar la efectividad de las técnicas, valorarán también la vistosidad presentada.
  • Combate: en el cual se emplean tres fase durante la lucha: a distancia corta, derribando al oponente sujetando su keikogi (atuendo de pelea; también se le suele denominar gi o dōgi) y una tercera fase que considera la forma en la cual se neutraliza al enemigo en el suelo.
  • Jiujitsu brasileño: pese no estar regulado por la Federación Internacional de Jiu-jitsu, esta modalidad es una de las más famosas luego de los estilos tradicionales. Puntualmente, el objetivo del mismo es derribar al oponente usando una serie de técnicas para lograrlo (varias de estas usando la modalidad de grappling). Esta variante cuenta con su propio reglamento y grados de cinturones a los cuales los discípulos pueden optar.

Historia del jiu-jitsu japonés

Se estima que el jiu jitsu se desarrolló en Japón entre los siglos VIII Y XVI. El estilo practicado en sus inicios en territorio nipón provenía de regiones asiáticas circundantes y es durante los siglos reseñados que se perfecciona tomando como influencia las artes locales. Es importante recordar que en esta época Japón fue el epicentro de guerras civiles donde los combatientes usaban armas primitivas. Cuando en plena lucha perdían su herramienta, tenían que recurrir a encuentros cuerpo a cuerpo donde las técnicas de las artes marciales jugaban un papel relevante.

La consolidación del jiu jitsu como método de combate probablemente fue al unísono del surgimiento de los samuráis (influenciándose bidireccionalmente), aunque no es hasta el año 1600 que se empieza nombrar con este apelativo las técnicas usadas por los combatientes (algunos textos lo denomina también yawuara). Tres años después, en 1603, ocurre un hecho de trascendencia mayor: Tokugawa Yeyasu se establece como nuevo shogun y la paz, la estabilidad y la prosperidad retorna a la región después de siglos de guerra.

En este sentido, los guerreros expertos en este arte comienzan a buscar nuevos métodos para formar parte de la sociedad conformándose como maestros que enseñaban en pequeñas academias. En el periodo Edo (1603-1868), llegaron a coexistir 725 variantes reconocidas de forma oficial que eran practicadas por maestros y discípulos. Muchas de estas evolucionaron en estilos contemporáneos y la formación de instituciones mundiales contribuyó a la creación de normas que ayudaron a consolidar reglas en común.

¿Dónde nació el Jiu Jitsu?

Se mencionó que esta disciplina llegó a Japón a mediados del siglo XIII. Sin embargo, su historia se remonta varios siglos atrás. Se estima que las principales técnicas y filosofía (inmovilizar o atacar por medio de luxaciones) se remontan hace 2.000 años. En esta época los monjes budistas provenientes de la India peregrinaban por toda Asia difundiendo la fe del gran Buda.

En su trayecto, muchos de estos eran asaltados por maleantes o soldados que, ocasionalmente, llegaban incluso a asesinarlos. Por esta razón, muchos de los discípulos comenzaron a practicar técnicas que les ayudara a defenderse en estas circunstancias (al ser el budismos una religión pacífica, prohíbe el usa de armas para luchar).

En este sentido, el origen del jiu jitsu fue estrictamente como método de defensa personal. A raíz de la peregrinación por toda Asia Oriental, los estilos usados por los monjes llamaron la atención de varios guerreros y maestros que se apropiaron de estas y las adaptaron a sus necesidades. Después de la India, el segundo país donde se populariza es China antes de llegar, finalmente, a territorio nipón.

¿Cómo se escribe Jiu Jitsu en japonés?

En su forma original, este arte marcial está escrito en kanjis (el sistema de sinogramas japoneses) los cuales corresponden a los siguientes: æŸ”è¡“. En español, por su parte, varios han sido las locuciones utilizadas para trasladar los sinogramas al alfabeto latino. Así, se usan sin discriminación jiu-jitsu, jiujitsu, jujitsu o jiu jitsu (siendo esta última la más común). Sin importar cómo se le designe, lo importante es recordar el significado original del término: â€œEl arte suave”.

¿Cómo se llama el traje de Jiu Jitsu?

La vestimenta que se usa en el estilo clásico de esta disciplina se denomina JÅ«jutsugi. Generalmente el traje es todo blanco, aunque puede variar en función de un encuentro (siendo azul, rojo o negro). Así, consiste en un keikogi y un hakama (aunque este solo de forma opcional y en variantes con tendencias tradicionales). Cuando solo se usa el keikogi el traje consta de un uwagi (chaqueta), un zubon (pantalón) y un obi (cinturón).

¿Cuántos cinturones tiene el jiu-jitsu?

Aunque existen varios estilos de esta disciplina, generalmente la mayoría de los cinturones otorgados parten de la variante tradicional y de la brasileña. En el estilo clásico se suelen dividir en ocho grados para Kyu (alumno) y seis para Dan (maestros). Sin embargo, algunos dojos pueden ampliar hasta once para los primeros y nueve para los segundos (siendo los últimos de entrega honorífica). Si se atiende solo al estilo clásico los cinturones corresponden a los siguientes:

Grado cinturón Kyu:

  • Blanco.
  • Rojo.
  • Amarillo.
  • Naranja.
  • Verde.
  • Azul.
  • Morado.
  • Marrón.

Grados Dan:

  • Primer cinturón (instructor).
  • Segundo cinturón (profesor).
  • Tercer cinturón (maestro).
  • Cuarto cinturón (maestro).
  • Quinto cinturón (gran maestro).
  • Sexto cinturón (grado otorgado de forma honorífica).

En el caso de la variante brasileña los grados se dividen en función de la edad: junior (menores de 16 años y con un total de cinco grados a alcanzar), jóvenes (de 16 años hasta los 18 años y con cuatro grados alcanzables) y adultos (mayores de 19 años y con cuatro grados para optar).

¿Quién inventó el Jiu Jitsu Brasileño?

El jiu jitsu llegó a Brasil a principios del siglo XX con la compañía de luchadores nipones dirigidos por Mitsuyo Maeda (a quien también se le conoce como Conde Koma). Antes de aterrizar en este país, primero visitó otras naciones como México, Argentina, Panamá y Colombia (entre otras) llegando definitivamente a Rio Grande do Sul (Porto Alegre) en noviembre de 1914. Para viajar y mostrar su espectáculo de artes marciales por todo la nación se valió de la ayuda de Gastão Gracie, un conocido circense erradicado en Brasil.

El hijo de este circense, Carlos Gracie, debido a la impresión causada por las técnicas y movimientos de los discípulos de Maeda, le pidió a través de la mediación de su padre que fuese entrenado por el maestro. Otros integrantes de la familia se sumaron a la práctica de esta disciplina como Helio Gracie y Carlson Gracie. De igual forma, personalidades como Luis Franca y Oswaldo Fadda recibieron igualmente entrenamiento y formación de Maeda quienes, en coautoría con los demás, son los responsables de la popularidad de la variante brasileña del jiu jitsu.

Beneficios del jiu-jitsu

Muchas son las ventajas de practicar artes marciales. Quizá una de las más importantes es la disciplina y la constancia que se adquieren a través de los años (necesario para poder adquirir los cinturones y grados correspondientes). A la par de esto, los beneficios para la salud y la vida en general son los siguientes:

  • El dominio de algunas técnicas requiere un nivel de control mental, habilidades físicas y de paciencia notable. Lo cual el discípulo alcanzará estos tres principios tan pronto como sea constante en los entrenamientos.
  • Se adquiere la habilidad para defenderse con gran eficacia ante un ataque de un tercero.
  • Se mejora la postura corporal con la ayuda de los movimientos que se tienen que implementar para la ejecución de la mayoría de la las técnicas.
  • Mejoran la condición física en general.
  • Establecen lazos de cooperación y confianza (sobre todo en variantes en las cuales luchan combatientes de un mismo equipo).
  • Mejora la circulación sanguínea y se previenen enfermedades relacionadas con las articulaciones.

Así, este arte marcial, como se ha podido observar, es uno de los más antiguos y versátiles que existen. Para alcanzar los grados dan más altos (sobre todo los honoríficos) es necesario una prolífica vida dedicada a la disciplina.